miércoles, 20 de mayo de 2009

Restaurante Sarmiento – Toro septiembre de 2008

Toro es de esas ciudades de las que has oído hablar, pero que no tienes en mente, no sabes lo que te espera cuando llegas por carretera y pasas de largo el cartel que te anuncia el término municipal. La ciudad merece una visita, es muy bonita. Ciudad que da nombre a una de las denominaciones de origen vinícolas más importantes (sin menospreciar ninguna otra). El caso fue que comprando unos vinos de la bodega LIBERALIA, que aconsejo encarecidamente, preguntamos por algún buen restaurante donde comer. Ahí fue donde nos aconsejaron el Restaurante Sarmiento, experiencia que aconsejo encarecidamente, lástima que Toro no quede más a mano de Barcelona. Cuando visite este restaurante no tenía en mente este blog, por lo tanto pido disculpas por la falta de información en algunos apartados.

Vamos a por el menú, en este caso para 4 comensales, uno de ellos no pidió primer plato. Los postres fueron dos.

Los primeros


Crema de patata y langostinos, con su torrija. Excelente el sabor de la crema y su ligazón

Ensalada de pulpo y patata confitada. Un plato que tampoco destaca por su originalidad, pero de excelente realización, el pulpo se deshacía, lo acompañaban un coulis de pimiento rojo, un aceite de perejil, un helado de vinagre de módena y otro de aceite.


Estofado de lentejas con perdiz. Un clásico, nada a destacar, pero impecable.

Segundos


Bacalao con orejones de melocotón y crujiente de jamón, increíble el punto de cocción del bacalao y el contraste de sabores.


Solomillo con pastel de patata, reducción de jugo de asado. Otro neo-clásico. Correcto, la carne excelente.

Cochinillo confitado, con un jugo de asado, reducción de vinagre de modena, acompañado de un ravioli de piña y melocotón salteado con jamón ibérico. El cochinillo en su punto, muy crujiente, el punto graso de la carne se equilibraba con la intervención de la acidez del vinagre y las frutas.

Carrillera de ternera a la antigua. Lo clásico de lo clásico, un estofado en su más pura esencia y perfección.

Los postres

Carpaccio de piña, con su mousse y sorbete de naranja sanguina. La presentación desde luego no era tal vez la más acertada, pero el postre en conjunto muy refrescante y ligero.

Canutillo de chocolate con cremoso de café y helado de chocolate amargo. Igual que antes la presentación del plato floja, pero el sabor del conjunto muy correcto.

De este restaurante solo puedo decir que espero tener la ocasión de volver muy pronto, incluso a pesar de la distancia…quien sabe…un Barcelona-Toro en coche no es tan complicado. Siento en esta ocasión no tener disponibles los precios, perdí la factura. Pero el precio estaba entorno a los 60 € por persona con todo lo anterior, incluyendo vinos, infusiones y cafés.

Restaurante Sarmiento – Toro
Plaza Bollos de Hito s/n
49800 TORO (Zamora)
tel 980 69 09 83

1 comentario: