miércoles, 18 de septiembre de 2013

Restó. Sociedad Central de Arquitectos





Restó. Sociedad Central de Arquitectos

Como llegamos a El Restó de la Sociedad Central de Arquitectos fue curioso. Hace un tiempo atrás y gracias a Martín Baquero –colega de profesión- me entero de la publicación de un libro que despertó mi interés: Nueva cocina Argentina. En él una treintena de cocineros recopilan sus recetas en lo que viene a ser un catálogo o una ventana a la “nueva cocina argentina”. Su autor Pietro Sorba nos descubre a  esta nueva generación de cocineros bajo una única consigna: producto argentino, estilo argentino y técnica personal.

En Buenos Aires y con la “nueva cocina argentina” bajo el brazo nos dirigimos a la página 216, en la cual aparece Guido Tassi, Chef y propietario de Restó.

Arquitectura y Cocina van muy ligados en determinados segmentos de la Hostelería, ante la necesidad de que edificio e interiorismo vayan en armonía con el tipo de cocina que posteriormente nos encontraremos.  El análisis del trío local-decoración-cocina lo dejaremos para otra ocasión, pero lo cierto es que la ubicación, la decoración y la puesta en escena de la cocina de Guido Tassi son un ejemplo de lo expuesto anteriormente.

La Sociedad Central de Arquitectos se encuentra en un discreto edificio de principios de siglo pasado, el Restó se ubica en la planta baja, en un espacio pequeño, discreto y de decoración limpia, casi inexistente a no ser por una serie de fotografías suspendidas en la pared, ningún detalle distrae la atención. Se respira eso que en su día se dio en llamar “minimalismo”, pero en esta ocasión de forma natural.

La oferta de Restó tiene los mismos rasgos, carta de reducidas dimensiones, con platos escogidos y sin estridencias en sus enunciados.

El pan y el vino.

El Pan, de nueces con pasas y rústico acompañado de mantequilla perfumada con orégano, ambos muy correctos.

Desierto Pampa 2009. 40% Cabernet Sauvignon, 30 % Merlot, 30 % Cabernet Franc. Crianza de 18 meses en roble francés. 14,8 º. Bodegas del Desierto. La Pampa, Patagonia Argentina. AR$ 150. Cereza picota, capa media alta, lagrima pesada y densa. Nariz con recuerdos a fruta negra, ciruelas, arándano sobre un fondo especiado y herbáceo. En boca ataque cálido, potente y goloso, paso estructurado de tanino marcado pero pulido. Postgusto de mediana intensidad. En retronasal se confirman las notas frutales.


Crema de zapallo, mejillones y hojas de espinaca. AR$ 55. Fantástico sabor para esta crema de calabaza acompañada de mejillones y brotes de espinaca. Un plato muy bien ejecutado, con ingredientes de suma sencillez.


Tarta de hongos portobellos, queso de cabra y pan brioche. AR$ 70. Lo más interesante de la tarta fue su base de briox ligeramente humedecido por el queso de cabra y el jugo de los champiñones. El conjunto de sabores grasos se equilibraba a la perfección con los brotes de perejil. Estamos ante un ejemplo en el cual los brotes no están más que de mero adorno. Perfecta cocción de los portobellos que nos sorprendieron por su sabor, si bien es un tipo de seta que no tiene demasiado uso en la gastronomía española. Desconozco el tema, pero sería interesante conocer los tipos de hongos silvestres de la geografía argentina (que sabemos existen) , que por lo poco que sabemos no son muy utilizadas en su cocina y que aportan sabores más interesantes que una seta de cultivo como el portobello.


Codorniz rellena de ricotta y espinaca, galette de papas y peras secas. AR$ 90. Las codornices deshuesadas, rellenas con una farsa de espinacas y ricota, rustidas y acompañadas de una pastel de patata y pera, coles de Bruselas al dente y salteadas, unos brotes de perejil refrescaban el plato. Muy buen relleno y cocción de la codorniz que conservaba un ligero punto rosado. Muy sabroso el pastel de patata, la pera le aportaba una textura muy agradable. Un plato que nos gustó mucho, pero encontramos a faltar una reducción de jugo de las propias codornices que equilibrase y potenciase el conjunto de sabores.


Carré de cordero; puré de papas y coliflor; jugo de cocción y vino tinto. AR$ 110. Excelente calidad y punto de cocción del cordero, si bien al carré le faltaba el hueso. Correcto el puré de patata y coliflor. Acompañaba también al plato un bouquet de hierbas y nabo. La salsa correcta, en exceso y falta de reducción y/o ligazón que le restaba un punto de sabor. El plato fue muy de nuestro agrado, una sorpresa encontrar un cordero de esta calidad después de tener algún que otro problema con la edad del cordero que se nos sirvió en otros restaurantes.


Piña en nage de lima y jengibre; crema de vainilla de Tahití. AR$ 45.Piña bañada en un jugo de lima y jengibre, acompañada de un mousse de vainilla muy bien realizado. Un postre delicado y de agradable armonía. En termino francés “nage” se utiliza para denominar un alimento servido con un líquido, si bien se emplea habitualmente para pescados y mariscos a terminado empleándose también para otros usos.


Tarta de quinotos confitados y frangipane; helado de manteca de maní. AR$ 50. Los Quinotos o kumquats presentados sobre una base de tarta elaborada a base de frangipane, humedecida por el propio jarabe de los quinotos, una delicia, muy agradable el contraste del cítrico con el helado de mantequilla de cacahuete. Encontramos a faltar algo más de sabor en la base de frangipane, incluso un toque de almendra amarga.

Frangipane: base de pastelería similar a una crema cuyo ingrediente más destacado es la almendra.


Un Café (AR$ 20) acompañado de una ganache de chocolate fueron el punto y final de la comida.

Para terminar…

Nos gusto enormemente la frescura y sencillez de la cocina de Guido Tassi. Sin caer en fuegos de artificio, la cocina se basaba en la calidad del producto, en una excelente materia prima que no necesita de adornos superfluos.

El servicio de sala muy correcto y atento, por el contrario la comodidad de la sala se ve mermada por el tamaño de las mesas, pero entendemos lo limitado del espacio de que disponen.

Este pequeño local fue todo un descubrimiento para nosotros, disfrutamos de su cocina y de la sencillez de su servicio.

Nuestros mejores deseos para todo el equipo de Restó.

Precio para 2 personas: AR$ 610 (80 € aprox)


Restó. Sociedad Central de Arquitectos
Montevideo 938, Buenos Aires
Tel 4816-6711
Horarios:
Lunes a viernes: Servicio de mediodia
Jueves y viernes: Servicio de cenas
No aceptan tarjetas de crédito


El libro…





Termino con algunas fotos de la arquitectura de Buenos Aires.....


Vista de Diagonal Norte 
Palacio Barolo
 Cúpula Galerias Pácifico
Palacio Paz


19 comentarios:

  1. Que delicia la comida argentina exquisitos platos comparable con la comida peruana saludos

    ResponderEliminar
  2. Unos platos exquisitos que hacen delicias el paladar.

    El precio es elevado, no al alcance de todos los bolsillos.

    Su ubicación y arquitectura hacen el restaurante único.

    ResponderEliminar
  3. Los platos tienen buena pinta, aunque para mi gusto hacen un uso excesivo de verde (espinacas, perejil...), desde mi punto de vista. Eso no quiere decir que los platos seas exquisitos, que lo son.

    Por ultimo decir que la decoración no me acaba de enganchar, pero a loso restaurantes se va a comer y disfrutar y no a que te guste la decoración.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Es muy interesante este tipo de restaurantes, cuando busca sensaciones diferetnes, el habitat puede hacer la diferentncia. Pero los sabores siemrpre siempre deben cuidarse, eso si!

    www.dtoluca.com

    ResponderEliminar
  5. Es muy interesante este tipo de restaurantes, cuando busca sensaciones diferetnes, el habitat puede hacer la diferentncia. Pero los sabores siemrpre siempre deben cuidarse, eso si!

    www.dtoluca.com

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar