sábado, 11 de julio de 2009

El Cigró d'Or - Oriol Llavina, 29 mayo de 2009





El Cigró d'Or, Oriol Llavina. Gelida. 29 de mayo de 2009
Conocía a Oriol Llavina de oidas, por comentarios de compañeros del sector y fue muy agradable leer en el Periódico que había sido proclamado “Cuiner de l'Any”, dentro de la edición del El Fòrum Gastronòmic de Girona. Noticia por la cuál felicito al Chef y a su equipo, fue en esta ocasión la excusa para desplazarnos a Gelida y disfrutar de la cocina de “El Cigró d'Or”.
Llegábamos al restaurante tocadas las nueve, salimos temprano por temor a pillar algún atasco en la autopista, debido a que era viernes, todo y que está a poco mas de 30 minutos de Barcelona.
Al llegar únicamente había una mesa ocupada, éramos la segunda mesa de la velada. La recepción muy atenta por parte del jefe de sala. El comedor acogedor aunque le falta encontrar su estilo.
Paso al tema central….
Bodega.


GEOL 2005, Costers del Segre, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Garnacha, Merlot, Syrah. 14,5º, 24,55 €. Un vino excelente, potente amplio, con notas a frutas negras maduras y como su nombre ya nos augura notas minerales, mi compañero aprecio notas de tabaco (puro), muy amplio y equilibrado.
Gaseosa (La casera), 1,28 €. Esperemos que no la saquen de carta cuando suba de categoría.
El Pan. Un pan rústico tipo pagés muy bueno a la altura de otros que aparecen en este blog. 1.90 €. Este precio incluía también el servicio
Aperitivos.


Caballa macerada con aceitunas negras y mahonesa de samfaina (pisto). Muy bueno el conjunto, la caballa con una textura y sabor muy agradables
Primeros.
Fueron tres.

Fuagràs a la sal. 13,80 €. Muy bien elaborado, iba acompañado de una salsa de mostaza y Salicornia. Como inconvenientes tal vez que estaba muy frío y la forma de el foie como presentación no me convencía.


Espardenyes, patatas y jugo de asado, 15,50 €. Excelente la combinación y la ejecución del plato, tal vez lo único es que sabia a poco, con respecto a la cantidad, pero también tengo muy presente el precio al que van las espardenyes, normalmente un plato de estos bichitos no baja de 40 €.


Cap i pota, trompetas de la muerte y cangrejos de río. 12,20 €. Que bueno!!, sin duda el mejor primer plato. Lo único que no soy amante de los cangrejos de río, no proporcionan prácticamente ningún contraste de sabor. El plato creo que iba acompañado por unos brotes de ajo y hojas de Totsoi. La verdad que el precio de este plato es espectacular. Felicidades.
Los segundos.


Cordero Asado, 15,20 €. La ración de cordero, deshuesada, iba sobre un lecho de espinacas, salseada con un jugo de cordero y acompañado de una “parmentier” (puré de patata), muy correcto pero nada a destacar. El único problema fue que el puré de patata llego frío. Desde mi punto de vista al plato le falta un giro estético y algo más de vida y contrastes en las guarniciones.


Cochinillo con garbanzos y cebolla tierna. 15,90 €. Muy correcto y agradable, bien ejecutado. La carne iba acompañada con su propio jugo y unas “querelles” de puré de garbanzos. Un plato mucho más interesante que el anterior. El punto de sal un poco bajo para mi gusto.
Los postres.
Fueron muchos, en conjunto excepcionales, con una muy cuidada presentación y la verdad un regalo para el bolsillo.


Surtido de quesos, 8,50 €. Constaba de 4 quesos que varían cada mes. En esta ocasión fueron: 1. Pouligny St. Pierre, cabra (Berry - Francia), 2. Reblochon fermier, vaca (Alta Saboya - Francia). 3. Payoyo curado, oveja (Cádiz). 4. Stilton colston basset, vaca, queso azul (Inglaterra). Los quesos iban acompañado de una compota de cerezas y membrillo.


Canelé, 5,46 €. Un clásico francés, muy bien ejecutado, acompañado de nueces y helado de Ratafia.




Babà con albaricoques, 5,70 €. Un “savarin”, muy bien ejecutado, acompañado de un helado de albaricoques con unos tropezones de chocolate blanco como contraste. Lo único que no me convenció fue el almíbar utilizado para emborrachar, desde mi punto de vista le faltaba la presencia del alcohol , no se sino llevaba o se evaporó en exceso.


Una Sara diferente, 5,40 €. Una deconstrucción de una “Sara”, otro de los clásicos de la pastelería. Nos encontramos por un lado con el bizcocho, una crema de almendras y un helado de mantequilla, muy interesante el concepto, pero le faltaba intensidad de sabores.


Chocolate con eucaliptus, 5,70 €. Para amantes del chocolate. Cremoso de chocolate, virutas de cacao, dados de gelatina de flor de naranjo... Impactante la presentación y muy, muy bueno.


Bizcocho de guisantes con wasabi, 5,30 €. Para mi el mejor postre. El bizcocho iba acompañado de una sopa de fresas, un helado de kefir (yogurt), unos guisantes secos muy crujientes. Muy, muy, bueno.
Felicidades para el pastelero!!!.
Cafés y demás.
Al café nos invitaron, iba acompañado de unas trufas de chocolate.
Total de la factura para dos: 138,29 €. Vamos, 69 € por persona.
Tenemos muchas ganas de volver en breve, la cena fue en conjunto excelente, el servicio y el trato muy agradables.

Dirección:
Vicenç Perelló, 9-11. GELIDA.
Tel 93 779 03 89

1 comentario: