domingo, 4 de octubre de 2009

Trattoria AMERIGO 1934, 2 de agosto de 2009









Trattoria AMERIGO 1934, Savigno, Italia, 2 de agosto de 2009

Con está entrada se cierra la trilogía, empezada con La Nonna Rosa y Cracco. Llegado este punto y valorando muchas cosas puedo decir que para mí el mejor restaurante fue la “Antica Osteria de la Nonna Rosa”. En segundo lugar Cracco y por último la Trattoria Amerigo 1934, todo y que la comida fue excepcional, el local y el servicio dejaba bastante que desear en varios aspectos.

Amerigo, con una estrella Michelin se encuentra en Savigno, un pueblecito de la Toscana, al que llegamos desde Bologna por una bonita carretera rodeada de viñedos. A la entrada del pueblecito nos encontramos con un cartel en el cuál reza “Benvenuti a Savigno, città del tartufo”, lo cuál ya predecía como sería el menú.

Nos alojamos en unas habitaciones que pone a disposición de los clientes el restaurante Amerigo, a unos precios de 60 € la individual y 80 la doble, bonitas y bien decoradas.

El restaurante, una antigua trattoria, con una tienda anexa, dispone de no demasiadas mesas, con una decoración entre “rústica” y tradicional, con sus manteles a cuadros blancos y rojos, bastante agradable a mi parecer. La noche era calurosa, a todos los clientes nos situaron en una terraza contigua al restaurante, la verdad muy agradable en una noche de agosto. El único dato negativo eran las sillas, de plástico y de lo más común en la terraza del bar “Paco” de la esquina. La terraza también estaba bastante descuidada a excepción de un mural con cierta gracia, que decoraba el espacio, pero de lo más improvisado. Imagino que los inspectores de la guía roja, comieron en el interior el día que visitaron la trattoria.

Otro detalle curioso fue la dificultad que tuvimos para que nos sirviesen hielo, parece ser que no era muy común. El detalle del hielo se sumo al del vino blanco. El vino blanco en lugar de venir en una cubitera con hielo, hizo acto de presencia en una especie de envase de plástico (podeís verlo en la foto) que tiene función de mantener la temperatura del vino. La realidad no fue así, y pasada media botella el vino estaba algo caliente. Agosto, vino blanco, calor, no hay hielo?, he de suponer que era una costumbre local?. Haciendo justicia en la “Osteria la Nonna Rosa” también les resultó raro que pidiésemos hielo, pero nos lo sirvieron al poco tiempo y sin ponernos las caras raras que nos puso uno de los camareros del Amerigo.

El rasgo distintivo de este restaurante es la trufa utilizada con profusión en todos los platos. Debido a la estacionalidad de este producto disfrutamos de la hermana pequeña de las trufas la Tuber Aestivium, lastima que no fuese la Melanosporum o la Magnatum


Pero vamos a por la cena:

Recordar que podéis ver las fotografías ampliadas seleccionándolas con el ratón

Bodega y demás

Los vinos escogidos fueron los producidos en la zona, la verdad con una relación calidad precio más que correcta.

Chardonnay Terre Rosse Vallania Cuvée 2005, DOC COLLI BOLOGNESI, 14 €. Fresco, sin paso por barrica, muy vivo, a pesar de que para mí gusto le faltaba frío. Notas de manzanilla y menta.

Barbera Bricco dell´Invernata. DOC Barbera "Colli Bolognesi", Monteveglio. Variedad de uva: Barbera. 13,5%, 12 meses en barrica + 6 en botella, AZIENDA AGRICOLA GRADIZZOLO, 17 €. Un vino muy agradable, regaliz, notas mentoladas y tabaco en retronasal

de aperitivo se nos sirvió una copa de Pignoletto, un Vino Frizzante (similar al de aguja nuestro), elaborado con la variedad Pignoletto y también de las bodegas AZIENDA AGRICOLA GRADIZZOLO.

Sobre las aguas no puedo dar ninguna información, se nos sirvió en una jarra y no tenían agua con gas.

El pan de lo más correcto, pero muy sencillo como podéis observar en una de las fotos.

Aperitivo, nos sirvieron unas croquetas, de carne, muy correctas, pero considero que para un establecimiento de una Estrella Michelín es algo bastante pobre.

Antipasti, Aperitivo


Animelle dorate con taccole, fagliolini e tartufo scorzone. 10 €, Mollejas de cordero, judías verdes, judías secas y tuber aestivium. El aceite de oliva ponía la unión entre esta acertada combinación de ingredientes y la trufa aportaba notas de avellanadas.

Primeros.


Strichetti al funghi galletti e cosce di rana dorate, 17 €. La pasta salteada con tomate, Rossinyols (Cantharellus cibarius), en castellano Rebozuelo o Cantarela, y ancas de rana. Un plato muy correcto, la pasta perfecta, el único pero es que la potencia del tomate y el sabor de la seta anulaban totalmente el del anca de rana.


Gnocchi di patate al tartufo scorzone, 17 €. Poco que explicar dada la simpleza, unos gnocchis excepcionales, la cantidad de crema justa y más trufa, esplendido. Mejores incluso que los de la “Ostería la Nonna Rosa”.


Risotto Carnaroli al porcini, mantecato col caprino cremificato dei piani di Savigno, 17 €. Otro plato ejecutado a la perfección, el risotto en su punto, la combinación ya clásica del porcini, cep, o boletus y para terminar el arroz estaba mantecado con un queso de cabra producido en la zona. Un fallo?, tal vez el punto de sal algo bajo.

Segundos


Il nostro maialino brado di razza mora in cotture diferenziate con tortino di cipollotto gratinato, 18 €. Por lo que me he podido documentar, el lechón “di razza mora” es una variedad de cerdo similar a nuestro cerdo ibérico. En el plato, solomillo, lomo, hígado y panceta, cada parte con su punto de cocción justo, a excepción de la panceta que para mi gusto estaba poco hecha, tal vez confitada y marcada a la parrilla?. Acompañaban el plato una compota de cebolla y una variedad de hoja que no logré identificar.


Controfiletto tiepido al coltello e grassagallina con tartufo scorzone de olio extravergine d'oliva di romagna. 22 €. La punta del solomillo de la ternera, escalopado, de una calidad excelente. Acompañado de grassagallina, un tipo de hoja similar al canónigo, trufa y aceite de oliva virgen. Ambos platos de carne, erán muy correctos y simples, pero con una calidad muy alta de las carnes .


Salmerino del corno alle scale con vellutata di patate, zucchine bianche bolognesi e tartufo scorzone, 18 €. Tal vez para mi gusto el plato menos acertado de la noche. El Salmerino es una variedad de trucha autóctona de la zona, no muy abundante, que se ha visto desplazada por la introducción de variedades foráneas. El punto de cocción del pescado era demasiado alto, quedando un tanto “seco”, unido esto a la escasez de grasa el resultado no era muy bueno. El puré ligero y guarnición de calabacín no ayudaban a que el plato resaltase, los sabores en conjunto eran muy planos. Le faltaba “vidilla”, eso sí llevaba también trufa.

Postres


Sorbete de lima y menta, se sirvió como pre-postre, bueno, pero sin nada en especial.


Zuppa Inglese, 8 €. Un postre tradicional italiano “puesto al día” como yo digo, con reminiscencias del conocidísimo tiramisú. Originalmente consiste en capas de bizcocho intercaladas con una crema perfumada con vainilla y limón y una segunda crema de chocolate. Las variaciones pueden ser muchas. Los bizcochos pueden ir emborrachados con Marraschino, licor de cerezas e incluso amaretto. Otras recetas ponen confitura de cerezas o frutos rojos entre capas.

En cuanto a los acabados encontré recetas que terminan el postre con merengue, guindas y virutas de chocolate.

Esta elaboración traspaso fronteras y le seguimos la pista hasta Inglaterra, donde se le conoce como “Triffle”.

El que aparece en la foto, como podemos ver se le ha dado forma de bomba y se aprecian la crema, la crema de chocolate y el bizcocho empapado en cassis que se hacia pesado a momentos. Bastante simple, pero correcto.


Tegola soffice di cioccolato 80% con “maltritato” di caffe e la sua riduzione, 8 €. La estrella de la noche, con una presentación igual a las anteriores pero muy bueno!. Un bizcocho de chocolate amargo, muy contundente y caramelizado, acompañaba al plato una reducción muy potente de café, no del agrado de todos los comensales.


Gelato di crema “D'altri tempi”, 6 €. Un helado de crema, con un marcado sabor a huevo, el maître nos hizo amplia publicidad de él, pero no era más que un helado muy bien elaborado con una presentación mediocre.

En resumen...

Conclusión...... tuvimos una cena en la cuál la calidad de los platos y su precio eran excelentes, con una nota baja en los postres. Las notas negativas fueron las instalaciones, una terraza muy mal habilitada y acondicionada para un establecimiento que supuestamente aspira a más. Creo que un local y servicio con las mismas características sería impensable que en España contase con una estrella Michelín.

El servicio de sala, descuidado y no muy por la labor, con algunas respuestas de cierto enfado frente a la solicitud de hielo, o de alguna explicación extra sobre todo al inicio de la cena.

El precio para 3 personas fue de 184 €, 61 € por persona.

http://www.amerigo1934.it

TRATTORIA AMERIGO 1934
Via Marconi, 14-16 Savigno (Bologna) Italia
tel. 051 6708326
fax. 051 6708528
info@amerigo1934.it

1 comentario: