miércoles, 16 de noviembre de 2011

Santa Burg, hamburguesería

Barcelona como cualquier otra ciudad es permeable a las modas. Sucesivas oleadas han ido perfilando el panorama ¿gastronómico? de la ciudad, vamos a dejarlo en panorama hostelero.



La primera oleada que recuerdo fueron los restaurantes chinos que florecieron por doquier, les siguieron los mejicanos, los japoneses y sus hermanos los chinos convertidos a japoneses, shawarmas que inundan  el Raval, buffets vegetarianos, los vascos con el “boom” de los pinchos en los cuales los palitos de cangrejo encuentran su hábitat natural, el renacer de los restaurantes de hotel, y un largo etcétera.

Todo esto sin olvidar el desembarco de cadenas y grupos hosteleros que “copan” determinados segmentos del mercado y sobre los cuales tengo serias dudas sobre su beneficio al sector y a la gastronomía en general.


Ahora le llegó el turno a la hamburguesa, sobre la cuál se podría hablar largo y tendido ya que podemos seguir sus rastros hasta la época de los romanos, si bien no podemos negar que los padres de la criatura tal y como la conocemos en los tiempos modernos son los norteamericanos.


En un intento de dignificar la quinta esencia del Fast food han abierto sus puertas locales especializados en este preparado de carne picada con más o menos gracia. Restaurantes como La Burg, El Kiosko, El Petit Burguer, Bacoa o el Filete Ruso han basado su oferta en la omnipresente hamburguesa.

Santa Burg, se suma a esta creciente oferta desde hace poco más de un mes. Apuntar que conocimos la existencia de esta hamburguesería vía Facebook y nos decidimos a visitar este pasado sábado. El local ubicado en Sants, en la calle Vallespir, vieja conocida porque en ella se encuentra una de las mejores vinotecas de la ciudad, El Celler de Gélida.


Santa Burg, Hamburguesería


Llegábamos pasadas las diez de la noche, tardaron en recibirnos y tardamos más de treinta minutos en conseguir mesa. El pequeño local estaba abarrotado y las dos personas que atendían la sala, uno en la barra y otro a cargo de las mesas estaban desbordadas. Las disculpas y simpatía de la camarera aliviaron la situación.

2 ensaladas, 6 hamburguesas, 2 bocadillos y 2 frankfurts componen la carta de Santa Burg, además de una serie de complementos para las hamburguesas y del apartado de bebidas, con dos vinos, un cava, refrescos y cervezas, entre estas últimas un apartado de cervezas artesanas que es de agradecer. Postres no hay,  ¿¿??, lo cuál nos extraño mucho.

Las hamburguesas


Santa Deluxe. Hamburguesa de buey de 150g, escalopa de foie, manzana caramelizada y cebolla confitada, esta última se la añadí yo como extra. 8 € + 1 € de la cebolla confitada.


Santa Royal. Hamburguesa de buey de 150g, bacon, lechuga, cebolla confitada, tomate y mayonesa a la mostaza antigua. 6,80 €.
Unas patatas fritas bastante correctas, dos cervezas, un café y dos trocitos de coca de un hojaldre bastante bueno y una crema no tan buena, completaron la “frugal” cena.


Como ya apunté más arriba los postres brillan por su ausencia, si bien los fines de semana según entendí, ofrecen unas porciones de coca de crema para calmar ese deseo incontrolable de algo dulce que muchos sienten al terminar una comida.

Para terminar

Un local agradable, aunque mal distribuido desde nuestro punto de vista, una barra excesiva y pocas mesas, cuando lo que realmente busca la clientela es comer sentado.
Las hamburguesas muy correctas, casi en el punto de cocción en que se solicitaron, pero sin aportar nada nuevo al igual que el resto de la carta. Eso sí, materia prima de primera. Excelente el foie. La carta demasiado escueta a nuestro parecer.
Extraño o poco acertado el hecho de no ofrecer postres, pero sus razones han de tener.
Igualmente nos pareció un tanto raro el escaso personal para un sábado noche, vamos ha achacárselo a la crisis.
Lo positivo, los precios en conjunto bastante ajustados en relación a la calidad del producto y la zona.
Un conjunto bueno, pero con algunos aspectos que nos dejan interrogantes, como los botes de Heinz para acompañar la hamburguesas.
A solventar los tiempos de espera, queramos o no la hamburguesa se asocia con la comida rápida.

Lo desconcertante 

Al levantarme a pedir un café, me encuentro sobre la barra el cuaderno interior de el periódico la Vanguardia, dedicado a las ¡hamburguesas! y en la primera plana una foto de los propietarios de Santa Burg: Alain Guiard i Xavier Pellicer!. Ahora sí que no entendíamos nada, de igual manera que las apreciaciones de más arriba pierden valor y se han de mirar desde otro punto de vista.
¿No se puede prever que apareciendo el Sr. Pellicer en esa foto,el local se llenaría?,  el pequeño caos de la sala se hubiese solucionado con uno o dos camareros de más.


Pero lo que realmente nos dejo descolocados fue el hecho de no poder establecer un vínculo entre la oferta de la hamburguesería y el potencial de un cocinero como Xavier Pellicer que dirige el legado de uno los cocineros más importantes de este país, Santi Santamaría. En resumen continuamos haciéndonos preguntas del tipo ¿encajan bien los botes de Ketchup y mayonesa Heinz, con unas hamburguesas “gourmet”?, ¿ y si además le sumamos a esto el nombre del cocinero que hay tras ellas?. Las preguntas nos asaltan. Pese a todos estos interrogantes la visita mereció la pena.

Precio para dos: 28,65 € 

Santa Burg
C/ Vallespir 51, (Sants) Barcelona
tel 93 676 39 74
Horario:
mar - vie: 13:00-16:00
                19:30-1:00
sáb - dom: 19:00-2:00
http://www.santaburg.com

19 comentarios:

  1. No he anat a aquesta hamburgueseria però fa pocs dies vam anar al Kiosko amb els amics de la uni i la veritat és que és bastant semblant al que expliques. Les hamburgueses són boníssimes i n'hi ha de sorprenents com la de filet de salmó. Pel que fa al temps d'espera, la comanda te l'has de fer tu mateix a la caixa, però d'altra banda ens van trobar que havíem de menjar tots 6 en una barra de cara a la paret, doncs hi vam entrar sobre les 10 del vespre i la resta de taules estaven ocupades. El preu també és de l'estil, les salses diria que són de fabricació "pròpia" i de postres ara no recordo si n'hi havia... I les patates "rústiques" són inmillorables! En vam sortir bastant contents. Com que he vist que no el tens publicat he pensat a explicar-t'ho per si teniu ganes d'anar-hi! una abraçada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. permitame que les escriba un comentario. porque critican gratuitamente como si ustedes y solo ustedes tuvieran la verdad absoluta, como puede decir usted que la gente busca comer sentado, usted puede que si pero la pregunta que hay que hacer quizas sea, porque se han planteado una barra tan larga, igual tiene su razon de ser, o que marca de kepchup o mostaza deberian poner? es que a caso esa no es una de las mejores marcas que hay en el mercado, digamos que la comida rapida señor es el macdonals ,etc... pero porfabor un respeto para esos profesionales y no solo los de este local que se esmeran por dan un buen producto, o es que en los locales de comida rapida le piden el punto de la carne.
      por otro lado es que el sr. pellicer por ser un chef estrellado no puede comer hamurguesas como los demas, a de saber usted que los cocineros no podemos permitirnos y habeces aunque podamos lo que nos gusta es comer normal pero sobre todo bien echo, y bajo mi punto de vista este local, sin pretender conseguir ninguna estrella, aunque parezca estraño solo es una hamburgueseria que uno de sus dueños es un chef mediatico. y fijese usted que digo dueño no assesor,y hay esta la diferencia.

      no digo que no tenga razon en algunos aspectos pero estaria bien que antes de criticar, lea entre lineas, que uno siempre debe ser constructivo.

      un saludo!!

      Eliminar
  2. I a la llista caldria afegir "La Royale" també assessorada per un xef estrellat... El tal Paco que també "assessora" Mirrors i un de l'hotel Arts.

    I jo em pregunto... Per fer haburgueses bones, cal tal assessorament?. Jo ho trobo patètic i la foto del publireportatge aquest que mostres, ja ho és prou.

    I aniré més lluny... amb un mínim de sentit comú i comprant qualitat, penso que és difícil aconseguir hamburgueses dolentes, a no ser que vagis als mínims dels mínims escatimant de tot.

    S'ha de ser molt patata (y haberlos los hay) per fer hamburgueses dolentes... Es que costa d'entendre.

    Salut!

    ResponderEliminar
  3. Jo soc de Sants i vaig començar a anar a la Santa Burg als pocs dies d'obrir, i s'ha convertit amb un dels llocs on me sento més a gust del barri, on puc veure el futbol amb el meu novio i picar alguna cosa.
    No crec que se descriguin com Hamburgueseria Gourmet al contrari, per lo que he pogut parlar amb el cambrer només volen fer Hamburgueses per a totes les butxaques, i si no estic mal informada no estan assessorats per cap cuiner famós.
    Gracies i una abraçada.

    ResponderEliminar
  4. Pues tienes toda la razón, Barcelona ciudad de modas, y cambiantes. La verdad es que a mí me gusta la hamburguesa, la buena hamburguesa, y tengo que confesar que he recorrido casi todos los locales que mencionas incluso del que habla Ricard, La royale. Quizá el filete ruso sea mi preferido, pero reconozco que la competencia es sana, y a más oferta, se supone que más interés por hacer las cosas bien.
    Seguro que me acerco, ya te contaré. Lo de los postres quizá vaya un poco en consonancia a lo que comentáis de comida rápida, recuerdo de estudiante por los 80 que íbamos al Frankfurt de pedrales, y tampoco había ni postre ni café, el encargado siempre nos comentaba en que el negocio era que siempre hubiera un hueco, es decir comer y marchar, pocas comodidades y “girar” mucho.
    Saludos Francesc

    ResponderEliminar
  5. Bé, potser si m'agafa aprop o si visqués a Barcelona ho tindria més fàcil, pero anar expressament desde la meva trinxereta d'extraradi per a sopar hamburgueses... no m'hi veig.

    En tot cas, és interessant coneixer la existència del Santa. :)

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Ricard, Lliber, Agustin i star por vuestros comentarios.

    Más que acertadas observaciones Ricard y Agustin. Oscar yo es algo muy puntual que vaya a comer una hamburguesa, prefiero un buen filete ruso hecho en casa.

    Saludos a todos!

    ResponderEliminar
  7. While searching of Restaurantes Viña Del Mar, I found ur post n it instantly caught my attention.
    Thanx a lot.

    ResponderEliminar
  8. Gran article, tenen bona pinta aquestes hamburgueses. Entra la gana només de veure aquestes fotos!
    Aprofito la ocasió per recomanar-vos una web de gran utilitat per restaurants que desitjin mantenir informats als seus clients del seu menú. Es tracta de www.infomenus.com .

    Gracies i salutacions!

    ResponderEliminar
  9. A todos los amantes de las hamburguesas gourmet o de calidad os sugiero que proveéis las hamburguesas de Stanford Gourmet Burger de Sant Cugat del Vallès Passeig Francesc Macià 82 tel 6761631 realmente extraordinarias y variadas, trabajan el concepto de carne 100 % de ternera ecológica apta para celiacos y realmente estan muy elaboradas.El lugar sorprende por su decoración.Me gustaría saber vuestra opinión ya que se habla mucho de las hamburguesas de Barcelona pero no de las que están a las afueras de la ciudad condal.
    Saludos Joan

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que dudábamos si ir o no a cenar cualquier noche de éstas y nos ha venido muy bien leer tus opiniones para decidirnos a probar. ¡Gracias!

    PD: Por cierto, contrariamente a lo que comenta el señor éste anónimo (que debería revisar su ortografía antes de recomendar a los demás que lean entre líneas...) creemos que tienes todo el derecho a expresar tus opiniones y que, además, lo haces muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Victoria por tus comentarios, la verdad las Hamburguesas como indico en el post están muy buenas, mis únicos "peros" son un detalle que se puede obviar.

      Saludos y que disfrutes de las hamburguesas!

      Eliminar
  11. A ver si este verano nos pasamos por Santa Burg (esto de ser socios del RACC y enterarse de la existencia de este restaurante por la revista, ... ains ...). Tiene una pinta genial :)

    ResponderEliminar
  12. Hoy por fin he ido a Santa Burg y la verdad es que la hamburguesa estaba buenísima. la he acompañado de unas estupendas patatas fritas caseras.
    Recomendable 100%.

    ResponderEliminar
  13. Me han hablado de este sitio y pienso ir, pero haré un comentario respecto al que escribio el articulo, las personas les gusta comer bueno y además barato en los tiempos que corren pero es que además de eso son exigentes, no contentos con el precio que por cierto mas barato que el Macdonals critican que si el servivio es lento, si hay pocos camareros, que tardarón mucho en hacer la comida que si las salsas son del supermercados, en fin, no teneis ni idea de lo cuesta montar un local para que salga a flote, la seguridad social que cuesta tener un empleado, las pocas ayudas que hay para las pequeñas empresas, el tiempo que le dedicas a cocinar con cariño el producto que despues se lo comen a gusto y además criticais, soy dueña de un restaurante y se lo dificíl que tener un negocio, ellos sabran porque no tienen postre a lo mejor los que le interezan es que el cliente coma y se marche y no esten sentados en una mesa perdiendo el tiempo cuando otro cliente la puede utilizar o porque muchas personas además de quedarse llenos no pueden con un postre, en fin podemos quedarnos con el comentario que la comida estab muy bien calidad-precio y lo demás sobra que para pijadas no vamos a un restaurante con estrella michelin pagamos la cuenta de lo que allí si se tiene que pagar seguro que vais a salir contentos porque seguro que no podeis criticar nada porque los todos los servicios los teneis que pagar en la cuenta

    ResponderEliminar